Retos de Ahorro

Hemos hablado en diversos artículos sobre métodos para ahorrar, crear presupuestos, etc. Cuando pensamos en ahorrar siempre utilizamos los métodos tradicionales. Hay un montón de fórmulas para lograr ahorrar y en este artículo quiero reunir los retos de ahorro más populares y que mejor funcionan.

Los retos de ahorro sirven principalmente para poner en marcha un método en concreto para poder ahorrar dinero, pero tiene una principal diferencia y es que están establecidos para un tiempo acotado. A continuación os muestro algunos.

El reto de las 52 semanas

Es un procedimiento muy simple. Consiste en que ahorremos cada semana una cantidad de dinero X, que empezara siendo 1€ y que cada semana se incrementará un euro más ( la primera semana 1€, la segunda semana 2€, la tercera semana 3€ y así hasta llegar a las 52 semanas).

Lo bueno que tiene este método es que al finalizar el periodo de las 52 semanas podremos acumular de forma directa unos 1400€ aproximadamente. Como ves es una cantidad bastante significativa con la que podemos alcanzar a lo mejor algún objetivo concreto, y como es un método progresivo no tendremos un estrés elevado como puede ser hacerlo de golpe.

reto de las 52 semanas

Lo ideal para llevar a cabo este método es ir guardando este ahorro semanas en alguna cuenta de ahorro separada, además si puedes tambien ten un documento o libreta con una plantilla para ir anotando el ahorro semana por semana para que sea visible que lo estas realizando y que no te has olvidado ninguna semana de realizarlo.

Otra variante que podemos realizar de este método de ahorro es realizarlo a la inversa, es decir empezar la primera semana 52€ y cada semana que pasa descontar un euro a tu ingreso. De este modo puedes hacer los mayores sacrificios al principio cuando estás más motivado para ahorrar.

El reto de no gastar:

Sé que no es un reto atractivo así a primera vista, pero sin embargo es uno de los más reveladores en cuanto al consumo que realizamos. Como el nombre del reto indica es un reto que consiste en no gastar, o dejar de consumir si se entiende mejor.

No quiero que se entienda este reto a no consumir nada de nada y morirnos de hambre, la idea es no gastar en lo que no sea necesario o imprescindible. Entiende que eres tu el que decides que gastos son imprescindibles para ti (una cerveza el viernes al acabar de trabajar puede ser un gasto muy necesario ojo), y como puedes ver la principal virtud del reto es que te obligas a consumir de forma responsable y te das cuenta en de como consumes tu dinero.

El método del sobre:

El método del sobre es bastante fácil y sencillo. Consiste en establecer una cuantía de dinero X que quieres destinar al ocio como es salir a tomar unas copas, cenar fuera, etc. Cuando tengas ese dinero estipulado lo guardas en un sobre y vas retirando fondos de ese sobre para usarlos para tu disfrute.

La idea principal es que marques un dinero razonable para el mes – tampoco decidas cantidades elevadas, solo lo justo y necesario para el ocio de todo un mes – así sabrás que nunca gastaras dinero en tu diversión porque lo tienes limitado.

El reto de los 30 días de ahorro:

Es igual que el método de las 52 semanas pero acotando el tiempo en 30 días. En este reto empiezas ahorrando un poco cada día, incrementando la cantidad de dinero día a día. Por ejemplo puedes empezar el primer día con 1 euro y cada día un euro más, es decir el primer día 1 euro, el segundo ahorro 2€, el tercero 3€ hasta llegar al día 30 en el que ahorro 30€.

No cabe decir que puedes utilizar otros importes como por ejemplo 0,5€ cada día, si ves que un euro a más diario te resulta difícil. Si usaras esta cantidad al final del mes ahorrarías 232,50€, nada mal ¿verdad?

reto de los 30 dias de ahorro

Como puedes ver existen varios métodos para empezar a ahorrar convertidos en retos personales. Lo malo que tiene estos retos es que puedes llegar a perder la motivación que tenías al principio y empiezas a descuidarlos. Lo mejor siempre es poner una cantidad X al mes en una cuenta diferente a la de los gastos siempre que te abonen la nómina, así una vez cobras has derivado una cantidad que no quieres tocar y el sobrante lo utilizas para tus gastos fijos y variables, pero oye utilizar alguno de estos métodos cuando no eres ahorrador puede ser una buena de empezar para cambiar tus hábitos y acostumbrarte a ahorrar.

Esta es tus manos empezar, ¿qué reto empezarás a usar?