LA REGLA DEL 50/20/30

Seguramente en algún momento de tu vida has pensado si existe una fórmula mágica o eficaz para poder ahorrar y no perder la vida en ello, que funcione para todos. Ahora te puedo decir que si existe y se conoce como la regla 50/20/30 o «The Balance Money Formula». Es uno de los método de ahorro más populares en la actualidad y que se puede adaptar a cada persona y bolsillo. No requiere grandes esfuerzos, solo tomar un pequeño hábito que es administrar correctamente el dinero que entra y el dinero que sale. 

Es una regla bastante simple y que sirve para repartir tus ingresos en 3 categorías diferentes: Gastos Básicos, Ahorro y Gastos Personales, puedes llamarlo como quieras pero entiende que cada concepto se refiere a una categoria concreta.

El método consiste en que del 100% de nuestro dinero entrante cada mes vamos a repartirlo en 3 pares para cubrir diferentes aspecto de nuestra economía y se haría de la siguiente forma.

50 20 30

El 50% para cubrir tus necesidades básicas:

Cuando queremos hacer un registro de nuestros gastos para poder ahorrar, se considera fundamental no destinar más del 50% de los ingresos mensuales en necesidades básicas de una persona. Lo fundamental para entenderlo es tener claro qué son los bienes de primera necesidad, esto lo considero algo imprescindible. Piensa en esta parte como lo que «necesitas» para poder vivir como es:

  • Pagar la hipoteca o el alquiler, una de las necesidades más básicas.
  • Facturas tales como la luz, agua, comunidad, etc.
  • La comida que necesitamos al mes. Una aclaración sobre este punto es hablamos de comida por la necesidad física de alimentarse (entiéndelo mejor como ir a la supermercado). No podemos tener en cuenta como una necesidad en este punto el salir a cenar al mejor restaurante con 3 estrellas Michelin, porque eso es un deseo y no una necesidad.
  • Transporte, ya sea urbano o gasolina para nuestro coche personal.
  • Posibles prendas de ropa que necesites comprar por necesidad. Vuelvo a aclarar que no tengas en cuenta aquí los «deseos» como es comprarse unos tenis de 250€ cada mes.

Estos son los puntos a tener en cuenta para esta regla. Puede parecer difícil que solo con el 50% de tu sueldo puedas cubrir todos tus gastos básicos, pero es en este punto donde cobra importancia el analizar tus ingresos y gastos. Lo mejor que puedes hacer antes de empezar es realizar un presupuesto sobre tus finanzas personales, ya bien sea en una hoja de calculo, o con bolígrafo y papel. Hazlo y así tienes una idea global de todos tus ingresos y gastos mensuales.

El 20% para cubrir el ahorro. 

Esta es la parte más importante; desde mi punto de vista, para gozar de una buena salud financiera. Aquí ya no importa la cantidad, sino destinar ese 20% al ahorro, indiferentemente de si tienes un sueldo de 800€, 1200€ o 5000€. Cualquier cantidad que ahorres siempre es bueno.

Puede parecer que destinar tal % de tus ingresos al ahorro te resulte imposible, o puedas pensar que es demasiado capital para ahorrar porque entonces no llegas a final de mes. Todos hemos sufrido en algun momento de nuestra vida alguna situación de desempleo, meses y meses sin trabajar y hemos tenido que sobrevivir a duras penas. Por eso piensa que ese porcentaje de ahorro no es para otra cosa que tu supervivencia, tener ese pequeño colchón de dinero te puede ayudar en momentos de «vacas flacas».

Un consejo que puedo darte para que lleves mejor esta parte del método es destinar ese 20% todos los meses a otra cuenta (como una cuenta de ahorro) nada más te ingresen la nómina en la cuenta. De esta forma, ya desde principios de mes cuando nos ingresen el sueldo, automáticamente traspasamos entre nuestras cuentas dicha cantidad y así se hace más cómodo ahorrar, porque no disponemos tan fácilmente de todo nuestro dinero para el gasto (las tarjetas son traicioneras a la hora de gastar).

El 30% de tu dinero se destinará a gastos personales 

Esta parte yo le denomino cubrir nuestros deseos. Piensa en aquellos gastos de los que podemos prescindir, pero que aumentan nuestra calidad de vida y nuestra felicidad. Es esta parte donde se incluye todo tipo de gasto como el ocio, salir a cenar fuera, el cine, conciertos, etc.

El consejo personal que pueda dar en esta parte del gasto es controlar como lo gastamos, no tienes porque gastarlo todo si o si. Aquí cobra valor algo importante que es el consumo inteligente, el gastar con cabeza y no sucumbir a nuestros deseos sin control.

Y hasta aquí todos los pasos de la Regla 50/20/30. Es un método que le ha funcionado a gran parte de las personas que la han utilizado, y yo me incluyo entre esas personas, porque te ayuda a coger buenos hábitos con respecto a tus finanzas y te ayudará a alcanzar el éxito en tus finanzas personales.

Te animo a utilizar este método de ahorro y espero que te dé buenos resultados como a las miles de personas que lo utilizan. Un saludo y hasta la próxima.